Ácido aspártico

El ácido aspártico es un aminoácido muy importante que ayuda al hígado y a reducir la fatiga, entre otras funciones. Además, se ha demostrado que los suplementos de ácido D-aspártico aumentan los niveles de testosterona

El ácido aspártico es un aminoácido no esencial. Como sabéis, los aminoácidos son fundamentales para el buen funcionamiento de nuestro organismo porque cumplen funciones indispensables para la salud y a través de ellos nuestras células forman las proteínas.

El ácido aspártico es muy importante porque, entre otras muchas cosas, cuando se combina con otros aminoácidos forma moléculas que son capaces de absorber las toxinas del torrente sanguíneo.

Al igual que todos los aminoácidos, el ácido aspártico se puede encontrar en dos formas llamadas isómeros naturales: el ácido aspártico D y ácido L aspártico. El ácido D-aspártico (ácido aspártico en su forma D) ha generado un gran interés como suplemento, ya que juega un papel importante en la producción y secreción de hormonas y se ha demostrado que tiene un efecto estimulante directo en la producción de testosterona. Por ello ayuda a aumentar sus niveles de forma natural ayudando a los hombres a mejorar la calidad de su vida sexual, así como su fuerza y su volumen corporal. En ese sentido podéis encontrar ya suplementos en nutrición deportiva de ácido D-aspártico, así que no dudéis en consultarnos sobre vuestro caso en particular.

El ácido aspártico, en general, y ya no centrándonos sólo en su forma D y el aumento de la testosterona, ayuda a nuestro cuerpo en muchas otras funciones:

  • Ayuda a mantener el equilibrio emocional e interviene en el correcto desarrollo del oído y del tacto
  • Aumenta la resistencia, por lo que alivia los síntomas de fatiga y depresión
  • Aumenta el crecimiento muscular
  • Protege al hígado porque ayuda a eliminar el amoniaco
  • Participa en funciones del sistema nervioso, por lo que estimula las conexiones cerebrales y el aprendizaje
  • Incrementa la absorción del calcio, el magnesio, el zinc y el potasio

Carencias

Su carencia puede acarrear algunos trastornos en nuestro organismo como:

  • Alteraciones del sistema nervioso
  • Alteraciones cardiovasculares
  • Alteraciones metabólicas
  • Fatiga y cansancio
  • Trastornos hepáticos

Alimentos

Algunos de los alimentos con mayor contenido en ácido aspártico son:

  • De origen vegetal: legumbres, caña de azúcar, soja, cereales como las almendras, nueces, pistachos y castañas, cereales como la avena o el maíz, semillas de lino, sésamo y girasol, espárragos, espinacas, calabaza, patatas, zanahorias, berenjenas, pimientos, apio, lechuga, achicoria, ajos, cebollas y frutas como el albaricoque, ciruelas, naranjas, peras, plátanos, uvas, higos o manzanas.
  • De origen animal: Carne, huevo, pescado (como el salmón o los camarones) y lácteos.

Contraindicaciones

El ácido aspártico no presenta efectos adversos en personas sanas, pero no se recomienda ingerir grandes cantidades a personas con afecciones hepáticas o renales, mujeres embarazadas, casos de epilepsia, lesiones cerebrales isquémicas o Alzheimer.