xifoides

[gap]

El apófisis xifoides o apéndice xifoides es una porción sumamente vulnerable del esternón, y por ello es considerado un blanco muy importante en las Artes Marciales, principalmente por el papel que cumple en la respiración.

El apófisis xifoides o apéndice xifoides tiene una estructura cartilaginosa en el nacimiento, luego comienza a osificarse en el tercer año de vida, la apófisis xifoides se osifica y une al cuerpo del esternón alrededor de los 24 años. El esternón es un hueso plano y angosto, de aproximadamente 15 a 20 cm. de largo, situado verticalmente en el centro del pecho. Su función estructural es proteger.

El esternón se compone de tres secciones: manubrio, cuerpo y apófisis xifoides. De las tres, la última es la más vulnerable por su ubicación y por el grave daño que se puede causar con muy poca fuerza. 

La apófisis xifoides es una referencia fundamental del plano medio por:

  • Su unión con el cuerpo indica el límite inferior de la cavidad torácica por delante.
  • Presenta un punto de localización de la cara diafragmática del hígado, diafragma y borde inferior del corazón y línea media.

Dentro de las Artes Marciales, golpear al apófisis xifoides es muy útil para situaciones extremas, aplicadas a la defensa personal donde la integridad física o la de los demás se ve en riesgo. El objetivo de golpear al apófisis xifoides dentro del entrenamiento marcial no es jamás matar al oponente, sino interrumpir su respiración normal para controlarlo. 

Este objetivo del cuerpo humano es tomado en cuenta por diferentes Estilos marciales, y las opciones para golpearlo son varias, tanto con puños como con pies.

Algunas de las técnicas empleadas para atacar al apófisis xifoides son los segundos nudillos de los dedos índice y medio. También se puede golpear con la punta de los dedos índice y medio a este punto. Y otra opción más contundente pero que requiere de gran precisión es golpear con el codo en forma ascendente.

Xifoides: una parte vulnerable del esternón
4.5 (90%) 32 Votos