maratón

Ignacio Jarne, responsable de Top Nutrition Parque Corredor, nos cuenta sus sensaciones durante la Maratón de Valencia, cómo hizo para ganar energía durante la carrera y la satisfacción de superarse a uno mismo.

¿Quieres participar en un maratón pero no te atreves? ¿Ya participas pero luchas por mejorar tus marcas? Ignacio Jarne, responsable de Top Nutrition Parque Corredor, no es profesional de running ni tiene demasiado tiempo libre para prepararse, pero se ha atrevido por segundo año a participar en la maratón de Valencia que se celebró hace un par de semanas y nos cuenta cómo lo ha vivido: “Aunque mi tiempo no haya sido bueno, para mí es como haber hecho un tiempazo”

Participar en un maratón es una cuestión de esfuerzo, de prepararse de la mejor manera posible y de conocer también truquillos que te sirvan para aguantar con más energía la carrera. Eso es lo bonito de aficionarse a un deporte, amig@s, no se trata tanto de ser el primero, sino de irse superando a uno mismo. Correr engancha, pero hay que hacerlo bien, poco a poco y sin frustraciones.

¿Habéis participado en algún maratón? ¿Qué sensaciones habéis tenido? Ignacio nos cuenta en primera persona cómo se preparó él, cómo se sintió durante la carrera, qué problemas tuvo y cómo se gestionó el avituallamiento.

“Todo esto es un trabajo de meses, y aunque mi tiempo no sea bueno (porque no lo es) para mí es un tiempazo. Primero, porque he mejorado la marca del año pasado en 19 minutos y, segundo,  porque ni me dedico solo al running ni el trabajo me permite entrenar más. Es verdad que he estado entrenando ordenadamente con un plan personalizado que me permite entrenar sin amargarme la vida. También he intentado llevar una alimentación ordenada (comiendo de todo y minimizando caprichos, ojo, digo minimizando, no erradicando) y con todo eso he conseguido mejorar mucho. Un maratón es cosa de meses y meses en los que también sigo inmerso en mi deporte favorito que es la bicicleta de carretera y las pruebas ciclo-deportivas de larga distancia, así que he conseguido combinar los dos deportes optimizando resultados.

El maratón lo empecé a unos 1000 metros de la salida porque los cajones de 19000 corredores son eternos y yo elegí el cajón acorde al tiempo del año pasado. Empecé con muchos nervios y pensando: ¿Seré capaz? ¿Me llegará el muro? Ay, ay ay… Cinco minutos para la salida, así que  toca tomarse el Start and Energy Gel de 226ERS y dar un último trago de agua con sales… ¡Vamos a por ello!

Pasamos por el arco de salida, quedan 42.195 metros para la meta, ponemos el crono en marcha y vamos buscando el ritmo de carrera. Vale, imposible coger ritmo, estoy en medio de una marabunta de corredores, así que voy adelantando como puedo y hay tramos que corro a 4:50 / km y otros a 5:35 / km, subiendo y bajando aceras, esquivando árboles y farolas.

Km 2, buen momento para descubrir que el calcetín me está estrangulando dos dedos del pie… ¿Qué hago? Ya tengo hueco para correr, pero este dolor me está matando, en 10 kms el dolor será horrible y aún me quedan 40 kms por delante. Paro, me descalzo tranquilo, me pongo bien el calcetín y me vuelvo a poner bien la zapatilla… Vísteme despacio que tengo prisa ¡Ya está listo! Listo y en la marabunta otra vez, así que toca apretar.

Pensaba hacer el maratón a 5:20 / km, pero voy adelantando, así que mejor recupero un poco de tiempo a 4:40 y cuando tenga un buen hueco y un grupillo me uno a ellos. Al final lo consigo, y empiezo a 5:10 / km, a veces un poquito más rápido y pienso… bueno en el km 10 aflojo. Pasa el km 10 y me veo bien, cojo agua y me guardo un poco para el primer Gel 226ERS a los 60 mins.

Después, a 1h 45 mins, hay que tomarse el segundo gel, esta vez con cafeína. Pasan los kms… ¡voy bien! Puedo ir más rápido de lo pensado, bueno ya aflojaré. Km 20 ya, 2h 30 min, otro gel sin cafeína.

Km 30, no aflojo pero hay que comer algo más, toca barrita ND3, en la bici me funciona de lujo y aquí también. Km 35, no aflojo, ¿llegará el muro? Vamos a tomarnos el sobre monodosis de Vitaldrink, es nuevo, pero necesito sales y el Powerade a mí me sienta mal al estómago. Me encanta el de sabor limón, me lo disuelvo en la botellita y me lo tomo poco a poco durante 3kms.

Ya pesan las piernas pero no paro, veo que puedo bajar de 3h 45 mins y empiezo a soñar que es posible ¡Km 40 del maratón! La gente está ya animando como loca, no hay muro, quedan piernas. Me tomo un último gel y a tope, quedan 2. Doy todo lo que me queda, mi mujer y mis amigos están esperándome en la última recta, ¡los veo! ¡Lo voy a petar! ¡Ya está! ¡Ultimo esfuerzo y fin! ¡3h 39mins! ¡Para mí un tiempazo!

…¡Ahora a pensar en el próximo maratón!»

Maratón: mucho esfuerzo, buen avituallamiento y grandes sensaciones
5 (100%) 4 Votos