vigorexia

[gap]

La dismorfia muscular o vigorexia es un trastorno alimentario caracterizado por la presencia de una preocupación obsesiva por el físico 

A veces referido como anorexia nerviosa inversa o complejo de Adonis, la dismorfia muscular o vigorexia es un tipo muy específico de trastorno dismórfico corporal. Esta enfermedad es más común en los hombres, y la mortalidad es bastante más alta comparada con la anorexia.

La vigorexia no está reconocida como enfermedad por la comunidad médica internacional, pero se trata de un trastorno o desorden emocional donde las características físicas se perciben de manera distorsionada, al igual que lo que sucede cuando se padece anorexia.

Una persona que siempre se encuentra con carencia de tonicidad y musculatura puede sentir una necesidad obsesiva de realizar ejercicio físico para mejorar su aspecto corporal, haciéndolo de forma compulsiva, y desembocar en vigorexia. Con esta, los cuerpos suelen desproporcionarse, adquiriendo a medio-largo pazo una enorme musculatura.0

Las personas con dismorfia muscular constantemente se obsesionan con sus imperfecciones y distorsionan su percepción de sí mismos. La insuficiencia sentida por las personas con anorexia inversa afecta a numerosos ámbitos de la vida, que van desde las relaciones personales a la salud física y emocional.

 

Algunos de los problemas que puedan surgir como consecuencia de la vigorexia son:

  • Músculos, articulaciones y tendones dañados
  • Odio de sí mismo
  • Malas relaciones, vida social afectada negativamente
  • Interferencia con el trabajo y la escuela
  • Incapacidad para relajarse sin preocuparse constantemente sobre el juicio de los demás
  • Depresión
  • Efectos peligrosos de los esteroides anabólicos: con frecuencia, la vigorexia se asocia a un abuso del consumo  de anabolizantes derivados de la testosterona. Estas sustancias pueden presentar efectos secundarios como impotencia, acné, aumento de glándulas mamarias, caída del cabello, problemas cardíacos, cambios de humor, etc.

Para las personas con vigorexia que se encuentran luchando con la depresión, las instalaciones de tratamiento de la depresión están disponibles para ayudar. Estos centros, así como centros de tratamiento del trastorno de alimentación pueden ser muy beneficiosos para una persona con este trastorno.