La-Titan-Desert-2014Se acerca la Titan Desert 2014, una carrera en bicicleta celebrada en Marruecos en condiciones extremas que este año se alarga hasta los casi 700 kilómetros. Uno de los participantes, José Pablo Miguel, nos cuenta a todos los amigos de Top Nutrition cómo se prepara un aficionado a la bicicleta para afrontar un reto tan duro. 

La Titan Desert 2014 by Garmin se realizará del 27 de abril al 2 de mayo, se disputará en Marruecos y contará con el recorrido más largo de su historia. Serán casi 700 kilómetros en bicicleta repartidos en seis etapas, los primeros en la montaña y, los últimos, en el desierto. Como novedad habrá un tramo cronometrado en el que los participantes sólo podrán contar con un GPS que les ayudará en la navegación, ya que la ruta no estará señalizada. 

La Titan Desert 2014 es una carrera extremadamente dura que cada vez atrae a más amantes del ciclismo de competición, del deporte y de la superación personal, no sólo de España, sino de muchos rincones del planeta. ¿Pero cómo se prepara un aficionado a esta disciplina para enfrentarse a un reto así? ¿Cómo entrena alguien para enfrentarse a una competición en condiciones tan extremas, enfrentándose al calor y al cansancio en pleno desierto? Pues lo mejor será que nos lo cuente en primera persona uno de esos 450 deportistas que disputará el gran reto: la Titan Desert 2014.

 

“Empecé a montar en bici hace sólo dos años, esto es un gran reto para mí”

 

José Pablo Miguel tiene 35 años, es policía, y en 33 días se encontrará en Marruecos dando lo mejor de sí mismo en la Titan Desert 2014pablo

El recorrido exacto se desvelará la noche antes de cada etapa, pero José Pablo nos relata los datos que ya conoce. “Serán seis etapas de más de 100 kilómetros, excepto la última, de 63. Las dos primeras etapas de la Titán Desert 2014 serán en montaña a más de 2.000 metros y luego está la etapa maratón, en la que tú tienes que llevar tu saco de dormir, tu ropa, tu colchoneta, etc., porque se duerme en jaimas. Al día siguiente es la jornada más larga, ya que son 150 km. La quinta etapa de la Titan Desert 2014 ya se centra en Erg Chebbi, una famosa zona de Marruecos en la que tendremos que atravesar las dunas, y la sexta, que es la más corta, la de la llegada”.

A pesar de la complejidad de la prueba no hay que ser profesional para participar. “Yo empecé a montar en bici hace dos años. Antes corría, pero me rompí el tendón de Aquiles y me empecé a aficionar al ciclismo. Vi la carrera en un reportaje en televisión y me encantó. Empecé a entrenar mucho y esto lo veo como un reto, no voy a ganar porque allí va gente que se dedica profesionalmente a prepararse para cosas así, pero sí soy competitivo y mi objetivo es poder acabar y sentirme orgulloso de lo que he hecho”.

Este policía se ha tomado su entrenamiento muy en serio y nos cuenta cómo lo compagina con su vida profesional y personal. “El entrenamiento que estoy haciendo para la Titan Desert 2014 lo comencé en noviembre de 2013 y me lo lleva Javier Fernández Alba, presidente de la Federación Madrileña de Ciclismo, que entrena tanto a profesionales como a amateurs como yo. Entreno seis días a la semana entre tres y cinco horas y media al día. Lo más duro son los madrugones, me levanto a las  siete de la mañana, estoy con la bici a lo mejor cuatro horas, me ducho, como y me voy a trabajar ocho horas, y así cada día”.

Nos cuenta cómo ha sido el proceso. “Al principio iba por fases y hacía también natación y gimnasio. Ahora hago series y se va aumentado la distancia y la duración. Hoy, por ejemplo, estaba descansando porque he hecho con un amigo 140 km. en Ávila”.

En este momento, su vida se centra casi por completo en su preparación. “Trabajas y entrenas, trabajas y entrenas, pero esto para mí es una ilusión que tengo que conseguir siendo constante. El cuerpo tiene un límite, pero por mí que no quede. Quien algo quiere algo le cuesta”.

titan-raceY no sólo es esfuerzo lo que cuesta, participar en la Titan Desert 2014 supone un buen desembolso económico. “La verdad es que son muchos gastos, yo calculo que me sale participar por unos 4.000 euros, más cosas de mecánica que no he calculado.  Y el entrenamiento a diario es otro gasto. Yo tengo dos bicis, una de carretera y otra de montaña, y eso supone cambiar frecuentemente las cadenas, las pastillas, llevarlas a revisión… En la inscripción para la Titan Desert 2014, que son 2.000 euros, se incluye la comida, el campamento, las noches en las jaimas, el transporte de maletas, la asistencia médica y el avituallamiento líquido, pero tienes que llevarte aparte tu propio  mecánico, fisioterapeuta, masajista… imagínate estar siete horas en el desierto con la bici y después tener que ponerte a arreglarla, es imposible”.

Bromea sobre el gasto que supone. “Aparte de que ya no bebo absolutamente nada de alcohol la verdad es que salgo muy poco, hace meses que no salgo por la noche porque me lo tengo que gastar en otras cosas”.

A veces es complicado que el entorno entienda el tiempo y la dedicación que supone prepararse para algo así. “A mi chica, por ejemplo, al principio no le hacía mucha gracia, pero la gente ve la ilusión que tengo, escucha cómo hablan los deportistas de esa carrera o cómo reaccionan cuando les digo que voy a participar en la Titan Desert 2014 y se contagian de esa ilusión”.

José Pablo tiene un objetivo claro en la Titan Desert. “Quiero acabarla, que no es poco, las condiciones de allí no son las mismas que en los entrenamientos que hago aquí. Te dicen que no puedes beber agua, que tengas cuidado con la ensalada, con los hielos porque, por ejemplo, el año pasado Edurne se tuvo que retirar por gastroenteritis. Es un mundo que desconoces, yo no conozco el desierto, ni siquiera porque haya estado allí de vacaciones. Mi único miedo es no poder acabar por una lesión. Roberto Heras, que ha ganado cuatro veces la Titán, se retiró el año pasado por una rotura de la clavícula. Con poder estar entre los 250 primeros (en total son 450 participantes) me doy por satisfecho de participar en una carrera tan especial como la Titan Desert 2014.