Los biotipos son una clasificación científica de la forma corporal que está determinada por una combinación de ciertas características físicas. Los genes determinan nuestro biotipo y, por tanto, la forma que tendrá nuestro cuerpo desde el nacimiento hasta la edad adulta.

Es extraño mostrar características totalmente de un sólo biotipo. Todos tenemos características de cada uno de ellos, a pesar de que uno puede predominar.

Biotipos básicos:

1. Endomorfo. Caracterizado por huesos grandes, cara redondeada, tronco y cintura largos y un alto porcentaje de grasa corporal, en especial en la sección media. Normalmente tienen problemas para controlar su peso debido a un metabolismo lento por encima de otros biotipos. Por esta razón, un endomorfo debería cuidar sus elecciones de alimentos. También debería elegir comidas bajas en calorías que el cuerpo pueda usar rápidamente. La pérdida de peso tal vez sea más fácil si un gran porcentaje de la dieta provenga de carbohidratos simples como frutas y muchos vegetales. Las proteínas deberían provenir de fuentes magras como la pechuga de pollo o pavo y el pescado.

2. Ectomorfo. El tipo ectomorfo se caracteriza por tener una apariencia delgada. A menudo poseen una cintura, cadera y hombros fuertes y suelen tener un porcentaje de grasa corporal bajo. Su metabolismo es muy acelerado y esto les permite mantenerse en línea si comen bien. Sin embargo, a la hora de ganar músculo tienen más dificultad.

3. Mesomorfo. Los mesomorfos tienden a ser el mejor biotipo para el control del peso, ellos tienen una figura natural, magra, con un metabolismo muy rápido. Se caracterizan por tener hombros anchos, caderas delgadas, músculos naturalmente largos y un metabolismo rápido debido a la cantidad de tejido muscular. Es el biotipo que da un aspecto fuerte y atlético. Lo bueno es que es posible entrenar cualquiera de los biotipos para que tenga los efectos de un mesomorfo.