anorexia

[gap]

La anorexia nerviosa es un trastorno alimentario que conduce a una pérdida de peso mayor de lo considerado saludable para la edad y estatura.

Las personas con anorexia pueden tener un miedo intenso a aumentar de peso, incluso cuando se encuentran ya muy por debajo. Es posible que hagan dietas o ejercicio de forma excesiva y obsesiva o que utilicen otros métodos muy peligrosos para perder kilos.

Al rechazar la comida se llega a un estado de inanición, es decir, una situación de gran debilidad ocasionada por una ingesta insuficiente de nutrientes esenciales. No es algo pasajero, la anorexia es una enfermedad grave que supone una total distorsión de la imagen corporal y que tiene consecuencias muy graves para la salud como debilitamiento óseo, disminución en los glóbulos blancos que lleva al aumento del riesgo de infección, ritmos cardíacos peligrosos, deshidratación grave, problemas de la glándula tiroides o caries dental.

La anorexia nerviosa es una afección médica grave que puede ser mortal. Según las estadísticas lleva a la muerte en el 10% de los casos. El mayor desafío en su tratamiento es ayudar a la persona a reconocer que tiene una enfermedad, ya que la mayoría que la sufre niega tener un trastorno alimentario y, con frecuencia, ingresa al tratamiento sólo cuando su afección es grave. Los objetivos de este tratamiento son restaurar el peso corporal normal y los hábitos alimentarios.

El proceso es duro y requiere de un trabajo intenso por parte de los pacientes y sus familias. Además de medicamentos como antidepresivos, antipsicóticos y estabilizadores del estado de ánimo, se utilizan diferentes tipos de psicoterapia, tanto individual, como de grupo y de familia. Por eso, desde nuestro equipo de TopNutrition recomendamos que si conocéis algún caso de anorexia lo derivéis a los mejores expertos. Pues, siempre decimos que la salud es el motor de la vida, y el más importante para poder arrancar el resto de las cosas.