verano

Te contamos lo que tienes que hacer para mantenerte en forma en verano y no pasarte mucho con las calorías en las bebidas y en las comidas

Verano con dieta o verano sin dieta, hayas lo que hayas decidido hacer, hoy te damos unas ideas muy top para no pasarte mucho con las calorías y mantenerte en forma. ¡Sabemos que las salidas nocturnas y los bañadores o bikinis requieren que te cuides un poco, y que luzcas palmito!

  1. Si vas a consumir bebidas azucaradas, elige bien y consume un máximo de 2 al día. Recuerda que las bebidas alcohólicas también incluyen azúcares.
  2. No añadas salsa mayonesa (o cualquier salsa) a todo lo que pilles. Sabemos que en verano pega mucho, prueba a controlar un poco la ingesta y te verás mucho mejor. Sustitúyela por salsas sin azúcares añadidos y bajas en grasa.
  3. Hazte 30-40 minutos de caminata por la playa siempre que puedas. Tus pies, tus piernas, tu circulación y tu cuerpo te lo agradecerán en verano. Además, el calor suele inflamar los tobillos y las piernas. Las caminatas por la playa unido los baños de agua fría ayudarán a reactivar tu circulación y a favorecer la pérdida de líquidos. Y si no tienes playa…no te preocupes, camina por donde quieras, pero hazte una buena caminata 😉
  4. Bebe una media de 2,5 litros de agua al día y, si haces deporte, ayúdate con un complemento de potasio/magnesio para mantener el balance electrolítico de tu cuerpo. En verano se eliminan muchos líquidos a través del sudor, y esto suele afectar a los deportistas traducido en calambres o debilidad muscular.
  5. Consume la fruta fuera de las comidas principales. Es recomendable que la tomes a media mañana o a media tarde. Si las consumes en las comidas añadirás azúcares innecesarios.
  6. Evita comprar packs de helados y tenerlos en tu congelador. En verano es muy común tener helado en los congeladores para tomar como aperitivo. Es preferible que te compres una tarrina de helado o un cucurucho cuando te apetezca. Así evitarás caer en la tentación más de una vez al tenerlos en casa.
  7. Empieza o acaba el día haciendo deporte: bien alguna actividad cardiovascular o ejercicios de tonificación. Si decides hacerlo en medio del día al final acabarás desechando la idea, puesto que surgirán mil planes. Lo ideal siempre es al comenzar el día, o al acabarlo.
  8. Consume proteínas en cada comida. No hagas ninguna comida que contengan exclusivamente azúcares o carbohidratos. Así evitarás picos de insulina. Consumiendo proteína tu cuerpo tardará más en realizar la digestión.
  9. Y aquí viene el consejo de oro: ve a todas las fiestas en las que puedas bailar. Quemas cientos de calorías. ¡Y sin ir al gym!

Ideas muy fáciles de aplicar. ¿Manos a la obra?

Top Nutrition: Una filosofía de vida ¡Cuídate!
Marina Navas
Ideas para mantenerte en forma en verano
5 (100%) 3 Votos