Entrenamiento_de_hombros

Desde TopNutrition te damos unos consejos prácticos que debes tener en cuenta para realizar un buen entrenamiento de hombros

El entrenamiento de hombros puede dar los mejores resultados si sabes entrenarlos con disciplina, o darte los peores resultados si empleas soberanas cargas y posturas que poco o nada trabajan los hombros. Y además, que pueden producirte una lesión más que una hipertrofia muscular.

Desde TopNutrition queremos daros un asesoramiento breve para ayudaros a corregir postura, elevación, tipo de peso, etc. Es importante que al ejercitar los hombros, al igual que cualquier grupo muscular, controléis bien la técnica, aprendáis a estirar y contraer el músculo, y que os vayáis a casa sintiendo la máxima congestión posible. Muchas veces vemos en los gimnasios a cantidad de personas intentando levantar cargas tan pesadas que la ejecución correcta del ejercicio se perdió en la guerra. Así que para que os sintáis plenos y satisfechos con vuestros entrenamientos, os gustará conocer estas recomendaciones:

  • Postura: si vas a realizar el entrenamiento de hombros con mancuernas, tanto en elevaciones frontales como laterales, sitúate siempre con los pies separados a la altura de los hombros y eleva las mancuernas sin utilizar la inercia hasta la misma altura de los hombros. Nunca deben sobrepasar más de 90-120°. Y aquí va una recomendación para los más curiosos: cuando realicéis elevaciones laterales de hombros, inclinad el cuerpo un poco hacia delante. Notaréis que os costará un poco más realizar el movimiento, pero alcanzaréis mayor congestión muscular.
  • Espalda: Existe una tendencia cada vez más extendida, y es que a la hora de realizar un entrenamiento de hombros casi siempre se solicita la espalda al realizar el ejercicio, tendiendo a arquearla e impulsarse con ella. Esto es muy común, sobre todo, al realizar el entrenamiento de hombros a 1 brazo en poleas. Es importante que la espalda quede recta y no realicemos ningún impulso con ella al elevar el hombro. No solo porque evitaremos una posible lesión, sino porque además, estaremos trabajando el hombro de verdad si la mantenemos inmóvil.
  • Peso adecuado: El peso en el entrenamiento de hombros siempre debe estar muy calculado, evitando sobrecargarlo y forzarlo con cargas demasiado pesadas. Evidentemente, podéis trabajar con cargas elevadas, pero id con una progresión en el tiempo y sin descuidar la técnica.
  • Lo rápido no es lo mejor: Recuerda que en el entrenamiento de hombros, al igual que en cualquier otro entrenamiento de distinto grupo muscular, el movimiento nunca debe ser rápido. Las repeticiones deben hacerse lentas y teniendo siempre un control total del movimiento.

 

Esperamos que siempre recordéis estos consejos a la hora de realizar vuestro entrenamiento de hombros. Y no olvidéis siempre lo más importante: tenéis que disfrutar el entrenamiento 😉

Entrenamiento de hombros: consejos prácticos
5 (100%) 3 Votos