El-frío-y-el-dolor-en-las-articulaciones

¿Sabes por qué sientes dolor en las articulaciones y en los músculos cuando entra el frío? Te contamos las posibles causas y cómo prevenirlas

El dolor en las articulaciones y los músculos es muy común con la llegada del frío y el mal tiempo. Y muchas veces os habréis preguntado si existe alguna relación entre ellos. Pues la respuesta es que sí. En cuanto entran las bajas temperaturas del otoño e invierno, no solo llegan los desafortunados resfriados o gripes, sino también el temido dolor en las articulaciones y músculos que sufren muchas personas. Hoy os contamos en Top Nutrition a qué se deben estos dolores.

Lo primero que tenemos que saber es que la temperatura del cuerpo la regula nuestro metabolismo, y este es el que se encarga de consumir más calorías cuando más frío sentimos o cuando descienden las temperaras externas. En este proceso, nuestro cuerpo también experimenta otro cambio: el aumento de la tensión muscular asociada a la contracción de los músculos por el frío. Esta podría ser una de las causas asociadas.

Como consecuencia, al tener los músculos más contraídos durante los meses de frío, esto también provoca que las articulaciones estén más rígidas que de costumbre, al igual que las fibras y los tendones musculares también se muestran más rígidos. El resultado de todo esto es una presión bastante intensa en las articulaciones que, en la mayoría de los casos, viene unida a dolor en las articulaciones.

Los dolores se producen porque el cuerpo encuentra dificultades para entrar en calor, y como consecuencia, las articulaciones tardan más tiempo en ponerse a funcionar correctamente. Si sois de los que os ponéis a entrenar directamente, os recomendamos que antes de realizar cualquier actividad física realicéis un calentamiento previo para activar y poner a funcionar correctamente las articulaciones.

Además, en las personas que padecen lesiones previas en articulaciones o músculos, estos problemas de rigidez y tirantez se agravan, y es por ello que al realizar determinados movimientos experimentan dolor en las articulaciones. Por eso siempre recomendamos e insistimos en los calentamientos previos antes de cualquier actividad física.

No olvidéis utilizar ropa adecuada para estos casos: guantes, camisetas y/o calcetines térmicos, etc durante los meses de otoño e invierno. Estos os ayudarán a evitar la dichosa rigidez y el dolor en articulaciones que a veces es tan molesto que impide realizar cualquier movimiento.