desayuno deportivo

Te enseñamos 3 tipos de desayuno deportivo con todas las características necesarias para un deportista: recuperación, energía y equilibrio

Un desayuno deportivo requiere que sea completo en nutrientes y que aporte todas las características necesarias para emprender un día con energía, recuperar bien la sesión deportiva anterior, y sentirse equilibrado para realizar todas las tareas del nuevo día. Por eso, en nuestro equipo de TopNutrition hemos visto esencial daros unas pautas a todos aquellos que practicáis deporte y necesitáis una nutrición adecuada a vuestras necesidades. El desayuno es la comida con la que empezamos el día, y creednos cuando decimos que es más que esencial darle a vuestro cuerpo todo lo que necesita para que funcione y se recupere bien. Os hemos preparado 3 ejemplos de desayunos muy completos:

 

Tortitas proteicas

Una excelente opción que cubre las necesidades de carbohidratos y proteínas en una sola opción. Os contamos esta receta de desayuno deportivo que os va a dejar cada día con más ganas de que llegue el desayuno.

Ingredientes:

  • 35-40 gramos de copos de avena suaves o harina de avena. Nosotros para esta receta concreta preferimos los copos de avena suaves.
  • 15 gramos de clara de huevo en polvo
  • 150 ml de leche de soja o leche desnatada (sin lactosa o con lactosa, como os siente mejor)
  • Una pizca de canela
  • 15 gramos de proteína en polvo con sabor a plátano o vainilla. Estos dos sabores combinan muy bien para darle el toque exquisito a las tortitas. Aunque los amantes del chocolate, también pueden hacerla con proteína en polvo de choco. Nosotros hemos hecho las tortitas con estas dos proteínas:

Todo a la batidora y ya podéis comenzar a hacer las tortitas en una sartén antiadherente o en vuestra crepera habitual.

Para darle un toque impresionante os recomendamos que uséis siropes bajos en calorías o los Walden Farms. A nosotros nos encanta el de «Pancake» y por supuesto, el de chocolate.

 

Tostadas integrales o multicereales con pechuga de pavo o jamón cocido

Para los más tradicionales, no nos hemos olvidado del pan. Ese gran repudiado por muchos, que constituye un carbohidrato muy completo para cualquier desayuno, no solo el desayuno deportivo. Aunque no olvidéis que no todos los panes son adecuados para todas las necesidades calóricas.

Lo ideal es que uséis pan integral, multicereales o de semillas, ya que el grano completo aporta carbohidratos de absorción lenta, fibra, vitaminas y minerales.

Combinación perfecta:

  • 50-70 gramos de pan integral o multicereal (puede ser en rebanadas de molde si así lo preferís)
  • A elegir entre: tomate natural rallado, queso para untar light, mermelada baja en azúcares, una pizca de aceite de oliva o para los que tienen preferencia por la mantequilla o margarina, intentar consumir la más baja en grasas.
  • Acompañarlo con 150 gramos de pechuga de pavo o jamón cocido. Esta combinación es excelente porque conseguimos un aporte equilibrado entre carbohidratos y proteínas. Y además, añadimos una pizca de grasas que son necesarias para cubrir las necesidades calóricas de todo deportista.

 

Porridge de avena y un revuelto de 1 huevo con claras y queso blanco 0%

La famosa papilla de avena cocida es un clásico desayuno deportivo reinventado por muchos con añadidos de frutas, frutos secos, cacao en polvo desgrasado ,etc. ¡A nosotros nos vuelve locos este desayuno! Y no nos falta ni una semana 😉 Os contamos nuestra receta y os dejamos a vosotros improvisar como más os guste.

Para el porridge:

  • 35-40 gramos de copos de avena suaves
  • 300 ml de leche desnatada (con lactosa o sin lactosa, como os siente mejor) o leche de soja
  • Una pizca de canela
  • Edulcorante líquido al gusto

Dejar cocer la avena con los ingredientes durante 8-10 minutos máximo. Remover bien durante el proceso de cocción y finalmente servir. Podéis acompañarla de de algunos frutos secos o fruta. Y para los más golosos, si preferías hacerla con cacao, usad cacao desgrasado en polvo.

Para el revuelto de claras con queso blanco:

Hacer el revuelto en una sartén antiadherente y añadir el huevo al final sin mantenerlo a fuego más de 30 segundos, para dar mayor cremosidad al revuelto. Añadir sal y especias al gusto.

Ya sabéis que la clara de huevo es un ingrediente principal en cualquier comida y desayuno deportivo, así que aquí encontraréis una gran aliada para completar vuestra fuente de proteínas.

Por cierto, no olvidéis nunca vuestra pieza de fruta o zumo natural en todos vuestros desayunos.

Y aquí tenéis 3 grandes ejemplos, para que cada mañana tengáis un desayuno deportivo distinto y os levantéis con mucha motivación. Lo más importante es que lo disfrutéis. Hacedlo como queráis pero intentad que sea una comida completa y ese momento especial del día en el que nadie deba molestaros. Vuestro momento.